www.lavanguardia.mobi

El Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat revisan el convenio de Spanair

Jaume V. Aroca | 19/06/13


El primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, Joaquim Forn, ha anunciado este miércoles por la mañana que la Generalitat y el Ayuntamiento rectificarán parcialmente el convenio de Spanair por el que se daba por saldada una deuda de 25 millones del Govern con la ciudad a cuenta de las subvenciones entregadas a la compañía aérea poco antes de esta empresa acabara suspendiendo sus operaciones por falta de recursos.

El convenio consistía en una lista de obras, buena parte de ellas ya ejecutadas, con las que el Govern compensaba a la ciudad por esta deuda. El principal retoque será que el Govern seguirá debiendo 16,5 millones al consistorio, que se podrán devolver hasta 2016. El importe corresponde a dos residencias (Via Favencia, 8,9 millones, y Mas Sauró, 6,6) incluídas en la lista de contrapartidas y cuyas obras se inciaron antes del préstamo. Forn (CiU) ha asegurado que la enmienda parcial se acordó en una comisión bilateral entre el Govern y el ejecutivo municipal el 3 de junio.

La oposición unánimemente consideró el pasado 8 de mayo, en una comisión extraordinaria de Economía promovida por ICV-EUiA y PP, que estas obras no pueden considerarse una compensación. Joaquim Forn ha dado la noticia en la Comisión de Presidencia y Régimen Interior, en respuesta a una petición del Partido Popular que reclamaba la constitución de una comisión especial de control de las aportaciones económicas, avales y garantías percibidas por esta compañía procedentes de fondos municipales.

El anuncio se produce después de que el líder municipal del PSC, Jordi Martí anunciara este lunes que presentaría un contencioso administrativo para pedir el amparo de los tribunales en contra de este convenio. Sin embargo, este martes el resto de la oposición (PP, ICV-EUiA y ERC) negó su apoyo al líder socialista por considerar que no se debía "judicializar" el debate antes de "agotar la vía política". Trias atribuyó la decisión de Martí a los "nervios" de las primarias socialistas y aseguró que trasladaría a la Generalitat el rechazo de la mayoría del pleno al acuerdo.

Más información