www.lavanguardia.mobi

Temor y críticas por el posible desalojo del asentamiento de la calle Puigcerdà


Barcelona. (EUROPA PRESS).- Unas 200 personas se han concentrado este domingo en Barcelona contra el posible desalojo de la nave ubicada en el número 127 de la calle Puigcerdà, en el barrio del Poblenou, el asentamiento irregular más poblado de la ciudad y en el que duermen diariamente unas 120 personas -se habían contado hasta 300-.

Los participantes han compartido una comida popular en la misma nave, que ya estuvo apunto de ser desalojada el pasado julio por orden de un auto judicial finalmente revocado, que podría volver a ser dictado si así se decide en el juicio que se celebrará este viernes a instancias de la propiedad, Fincas Riana. Según ha informado este lunes en un comunicado el abogado de los habitantes de la nave, Andrés García, el  juicio ha sido retrasado tres días -del martes al viernes- porque dos de las abogadas de oficio tenían juicios señalados con anterioridad. 

El solar será utilizado para edificar pisos. Desde febrero el Ayuntamiento lleva desplegando en el lugar una intervención humanitaria mediante un convenio con Cruz Roja para dar kits de alimentos y asistencia médica y social a sus habitantes, como parte del Plan de Asentamientos Irregulares.

Según ha informado a Europa Press Manel Andreu, uno de los miembros de la red de apoyo a los asentamientos, que reivindica soluciones para el colectivo y les ofrece ayuda, exigen que "se dejen de vulnerar los derechos humanos" de estas personas. Así, defienden el derecho a la vivienda de la misma forma que otros colectivos sociales surgidos durante la actual crisis: "No queremos para los 700 asentados -en toda Barcelona- un trato distinto al del las 2.800 personas que no tienen vivienda en la ciudad".

Una vía de reinserción, descartada
Como tercera parte del plan municipal, el Ayuntamiento anunció en enero que trabajaría en itinerarios sociolaborales para estas 700 personas asentadas. Entre estos, mencionó crear huertos urbanos mediante la cooperativa Tarpuna; un proyecto de reciclaje de chatarra, para lo que los chicos necesitarían formarse; uno de restauración a través de la entidad Norai, con el que los músicos podrían facturar, y dos proyectos más por cerrar, uno de los cuales de gestión de biomasa.

Según Andreu, en la segunda y última reunión de la mesa de entidades que abordan esta situación, el Ayuntamiento no concretó ninguna de estas propuestas, pero sí aseguró que ha descartado crear en un solar de Sant Andreu una cooperativa de huertos urbanos para el cultivo ecológico que pudiese emplear a personas asentadas, al considerar su precio "demasiado elevado".

Gomà, presente
En la concentración ha participado el líder de ICV-EUiA en el consistorio, Ricard Gomà, que ha lamentado que el Gobierno municipal de CiU esgrima un discurso de buena voluntad y después "incumpla de manera flagrante" su propio Plan de Asentamientos Irregulares. El ecosocialista ha valorado que cualquier amenaza de desalojo entra en contradicción con el contenido del plan, ya que la respuesta policial o judicial siempre va en detrimento "del respeto a los derechos humanos de las personas que viven en lo asentamientos". Ha añadido que el ejecutivo de Trias "maniobra para que la propiedad de estas naves fuerce el desalojo", algo que complica enormemente la oferta de alternativas de inserción a quien residen en ellas.

Más información